10 malos hábitos para tus dientes
11 Mar 2021

10 malos hábitos para tus dientes

Todos tenemos algunas costumbres que afectan a nuestra salud dental y de los que, muchas veces, ni siqueira nos damos cuenta. Por eso, hoy queremos hablar de 10 malos hábitos para tus dientes.

1. Morderse las uñas.

Este hábitos es muy habitual entre nuestros pacientes y pocos saben que el roce y la presión continuas que se ejercen al morderse las uñas dañan y debilitan mucho el esmalte de los dientes. Además, en las manos y uñas se acumulan una gran cantidad de bacterias que, al pasar a la boca, pueden provocar caries.

2. Usar palillos de madera.

¡No lo hagas nunca! No solo perjudicas tu esmalte, si no que también puedes hacerte bastante daño en las encías. Para eliminar los restos de comida, no hay nada mejor que un buen cepillado y el uso de seda dental para acabar con esos incómodos restos que quedan entre los dientes. 

3. Masticar hielo.

Este es otro de los malos hábitos que hay que evitar a toda costa. El hielo es muy duro y para romperlo se necesita hacer mucha fuerza. Esa presión constante debilita tremendamente los dientes y puede llegar a causar fracturas.

4. Utilizar los dientes como herramienta.

Ni se te ocurra usar los dientes para cortar, abrir o aflojar. Tus dientes no son una herramienta y deben usarse solo para lo que están diseñados: masticar alimentos. Todo lo demás solo puede dañarlos y llegar a romperlos.

5. Mordisquear objetos.

Muchas veces en el trabajo o viendo la tele, no podemos evitar morder el bolígrafo o las patillas de nuestras gafas. Este hábito es también muy perjudicial si es constante, haciendo que los dientes se deterioren, fracturen y desplacen.

6. Consumir alcohol.

El alcohol es una sustancia my perjudicial para nuestra salud en general y para la salud dental además supone reducir la cantidad de saliva, haciendo que proliferen las bacterias y aumentando el riesgo de caries.

7. Fumar

Este es otro de los peores hábitos que podemos tener. El tabaco no solo estropea el esmalte y amarillea los dientes, también daña las mucosas y las encías, facilitando que éstas se retraigan y aumentando las posibilidades de padecer enfermedades periodontales. 

8. Comer dulces pegajosos.

Además del azúcar que contienen, los dulces pegajosos son muy difíciles de retirar de los dientes, con lo que aumentan la producción de los ácidos que generan la placa bacteriana y, por tanto, la caries.

0. No controlar el estrés.

El estrés suele llevar asociado el bruxismo, una enfermedad también conocida como “rechinar los dientes”. La presión que se ejercen sobre las piezas dentales acaba por debilitarlas y fracturarlas.

10. No cuidar la alimentación.

Abusar de los dulces, no consumir fruta y no beber suficiente agua pueden ser también factores determinantes en la salud oral. Si quieres saber cómo cuidar tu alimentación para tener unos dientes sanos, echa un vistazo a este artículo de nuestro blog

Leave a Reply