8 consejos para conservar las carillas dentales

8 consejos para conservar las carillas dentales
29 May 2020

8 consejos para conservar las carillas dentales

Las carillas dentales son uno de los tratamientos más populares dentro de la odontología estética. En Clínica Dental PCM, sabemos las dudas que se generan en los pacientes acerca de cómo conservar las carillas dentales. En este artículo vamos a dar respuesta a todas ellas.

Qué son las carillas dentales

Las carillas dentales son la solución más sencilla y duradera y ofrecen los resultados más naturales ante problemas como la decoloración y la erosión en las piezas dentales. 

Consisten en unas finas láminas de porcelana o composite (los dos materiales en los que se trabajan), hechas a medida y que se adhieren a la parte frontal del diente. De esta forma, el diente adopta una nueva apariencia, conservando la pieza original y manteniendo la estetica del resto de la dentadura.

Cómo conservar las carillas dentales

Aunque las carillas dentales son muy duraderas, hay que tener en cuenta cómo cuidarlas para alargar aún más su duración y evitarnos problemas. Estos consejos no distan mucho de los consejos generales que siempre lanzamos para preservar la salud dental:

  1. Evita las comidas y las bebidas oscuras y con mucha coloración. Intenta reducir al máximo el consumo de café, vino tinto, té, refrescos de cola, salsa de soja o frutos rojos. Este consejo se aplica sobre todo a las carillas de composite, ya que las de porcelana, por su propia naturaleza, no pierden coloración.
  2. Deja de fumar inmediatamente. Como ya sabes, el tabaco es un hábito extremadamente perjudicial para todos los aspectos de tu salud. Como ocurre con las bebidas y alimentos de fuerte coloración, el tabaco puede hacer que las carillas de composite se oscurezcan o amarilleen.
  3. Ten cuidado con los alimentos duros o pegajosos. Masticar este tipo de alimentos puede provocar que las carillas, ya sean de porcelana o de composite, se despeguen o incluso se rompan. Parte en trozos pequeños los frutos secos duros, la zanahoria cruda, las manzanas o los bocadillos y nunca mastiques los cubitos de hielo.
  4. Mantén una rigurosa higiene dental. Unos dientes bien limpios son unos dientes sanos, en todos los casos. No hace falta que hagas nada especial, mantén tus tres cepillados diarios, complementados con el hilo y el colutorio. Y no olvides realizar una limpieza dental profesional completa al menos una vez al año.
  5. No muerdas objetos ni uses los dientes como herramienta. Al igual que con los alimentos duros, mordernos las uñas, el capuchón del bolígrafo o usar los dientes para abrir cualquier envase puede hacer que las carillas se fracturen o se despeguen.
  6. Si padeces bruxismo, no olvides usar tu férula de descarga. La presión aplicada al apretar los dientes tamién puede hacer que las carillas salten.
  7. Si practicas algún deporte de contacto, usa siempre protector bucal. Aunque estos protectores son aconsejables siempre, se hacen más importante aún cuando el paciente lleva carillas de porcelana o de composite para contrarrestar los posibles efectos de un golpe o caída.
  8. No faltes a tu revisión. Acude al dentista siempre que te marque una revisión y sigue las instrucciones indicadas por tu especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *