Abrasión dental: cómo evitarla

27 Sep 2017

Abrasión dental: cómo evitarla

La abrasión dental consiste en el desgaste de las piezas dentales y es un problema bastante común entre los pacientes que acuden al dentista. En el blog de las clínicas Pérez de Castro Martín vamos a mostrarte algunas indicaciones muy sencillas para que cuides tus dientes cada día y evites problemas de mayor gravedad.

El primer síntoma para detectar que nuestros dientes están sufriendo este tipo de desgaste es la aparición de sensibilidad. Si sientes molestias continuas o cuando comes o bebes es posible que padezcas abrasión dental. También es posible que aumente la cantidad de placa bacteriana, que se acumulará en las zonas abrasadas.

Otra de las señales que pueden manifestarse es el retraimiento de las encías y la deformación de los dientes, que adquieren forma de uve. Aunque estos síntomas suelen darse en casos más avanzados de degradación, es conveniente estar atentos para impedir que los daños se agraven.

Por ello es tan importante que el paciente acuda al dentista al menor indicio, ya que la desaparición del esmalte puede hacer que tus dientes estén más expuestos a infecciones y a otro tipo de enfermedades.

Además, un diagnóstico profesional se hace muy necesario para descartar que abrasión dental  pueda llegar a confundirse con una patología muy diferente: la erosión dental. En el caso de la erosión dental, las causas son diferentes. La ingesta de alimentos muy ácidos o el contacto de los dientes con elementos químicos pueden mermar las piezas dentales.

En cambio, la abrasión dental puede tener su origen en errores cotidianos muy fáciles de corregir:

  • No cepilles tus dientes con demasiada fuerza. No es necesario para mantenerlos limpios y además con ello solo estropearás el esmalte.
  • Utiliza siempre cepillos de cerdas suaves para no dañarlos.
  • Evita el uso de palillos de dientes, sustitúyelos por hilo dental.
  • No escojas pasta o enjuagues bucales demasiado fuertes.
  • Limita el consumo de alimentos cítricos y de bebidas carbonatadas.
  • No introduzcas en tu boca elementos metálicos, especialmente piercings.
  • No te muerdas las uñas. La presión ejercida con los dientes también puede ser muy perjudicial.

Si crees que tu dentadura puede estar padeciendo los síntomas que hemos descrito no dudes en pedir cita cuanto antes en cualquiera de las clínicas Perez de Castro Martín. Nuestro equipo de dentistas en Córdoba te atenderán y asesorarán para corregir tus hábitos y, en caso de que sea necesario, te recomendarán el mejor tratamiento para tu caso.