Cómo cuidar tu cepillo de dientes

Cómo cuidar tu cepillo de dientes
15 Nov 2019

Cómo cuidar tu cepillo de dientes

Para tener unos dientes sanos todo empieza por los hábitos higiénicos que tenemos cada día en casa y para ello el cepillo de dientes es nuestra principal herramienta. Es por ello que cuidarlo y mantenerlo en buenas condiciones es fundamental para que esta limpieza sea totalmente efectiva.

  • Cambia tu cepillo de dientes cada tres meses. Así te asegurarás de que siempre esté en perfecto estado y libre de gérmenes y bacterias que podrían pasar a tu boca. Bajo ningún concepto intentes limpiarlo sumergiéndolo en agua hirviendo, con soluciones desinfectantes o cualquier otro tipo de producto químico. Con esto no solo no conseguirás nada, tan solo lo dañarás.
  • Enjuágalo muy bien con agua corriente después de cada uso. De esta manera no solo eliminarás los resto de pasta de dientes, también cualquier tipo de residuo o germen.
  • Cuando termines de enjuagarlo guárdalo siempre en posición vertical y procura que quede en contacto con el aire para que se seque bien. Si lo conservas en un lugar cerrado quedará mojado y la humedad es el ambiente ideal para que proliferen todo tipo de bacterias.
  • Evita que tu cepillo pueda entrar en contacto con otros cepillos de dientes, algunas bacterias podrían transmitirse con el roce. Y, aunque parezca obvio, nunca compartas un cepillo de dientes. Esto aumenta el peligro de contagio de gérmenes e infecciones.
  • Cuando viajes, mantén las cerdas protegidas para que no se aplasten y deformen. Si esto ocurre, el cepillo no llegará a todas las zonas de tu boca y podrían quedar restos que más adelante podrían ser la causa de la aparición de caries y otras enfermedades orales. No lo guardes suelto en tu neceser y ponle una funda a las cerdas para que no rocen con nada y no se le adhiera suciedad.
  • Si has sufrido alguna infección o enfermedad de gravedad renueva tu cepillo. A veces las bacterias son difíciles de eliminar y podrías recaer enfermo si han quedado restos en las fibras.

Como ves, si sigues estos consejos y los incorporas a tu rutina diaria de higiene dental, es muy sencillo conservar tu cepillo de dientes limpio y en buen estado. Aún así, desde las clínicas Pérez de Castro Martín te recomendamos que, al menos, una vez o dos al año vengas a visitarnos para realizarte una limpieza dental y una revisión completas para asegurar que tus dientes estén siempre perfectos.