Consejos para cuidar los dientes de leche

Consejos para cuidar los dientes de leche | Clínica Dental PCM | Córdoba
05 Feb 2020

Consejos para cuidar los dientes de leche

Los dientes de leche, también conocidos como dientes deciduos o temporales, son piezas esenciales para el posterior desarrollo de una sonrisa sana. Aunque cada vez los padres son más conscientes de esta realidad, hay quien todavía piensa que, como son dientes que se caerán para dar paso a la dentición definitiva, no son tan importantes.

Nada más lejos de la realidad. Los dientes de leche deben permanecer sanos hasta el momento en el que el mismo desarrollo físico de los niños determine que deben caerse, ya que:

  • Juegan un papel esencial en la alimentación de los más pequeños.
  • También en la fonación, es decir, en la articulación verbal (pronunciar las letras “s”, “t” o “f” sin  la ayuda de piezas dentales es misión imposible).
  • “Guardan” el espacio a las piezas dentales permanentes. Si uno diente de leche se cae antes de lo debido, puede provocar que el resto se mueva y ocupe un espacio que no le corresponde.
  • La absorción de su raíz es parte del proceso de generación de los dientes permanentes.

Por esto y otros motivos, aquí va una batería de consejos para cuidar los dientes de leche.

 

Dientes de leche: ¿qué hacer para cuidarlos?

  • Los más pequeños deben cepillarse los dientes tres veces al día, después de cada comida principal, igual que tú. Esto no solo inculcará los correctos hábitos de higiene bucodental a los niños, sino que además, igual que en el caso de los adultos, prevendrá su boca de bacterias.
  • Supervisa el cepillado. Siempre es recomendable que padres y madres supervisen a los más pequeños a la hora de cepillarse. Si por motivos de trabajo o escolares esto no fuese posible, ten en cuenta que el cepillado más importante es el de antes de irse a la cama.
  • No dejes a tus hijos consumir nada inmediatamente después del cepillado, a excepción de agua. La ingesta de cualquier alimento o bebida hará del cepillado algo inútil.
  • Anímalos a hacer uso del colutorio infantil, siempre y cuando el niño sepa escupir.
  • No les dejes abusar de dulces, chucherías o bebidas azucaradas. Si toman cualquiera de estos productos, no te olvides de conseguir que se laven los dientes después.
  • No olvides incluir en la dieta de los más pequeños lácteos, frutas y verduras que favorezcan el correcto desarrollo físico.

Lleva a tus hijos a revisiones periódicas con su odontopediatra. ¡La mejor forma de comprobar que todo va bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *