Consejos para prevenir el sarro

17 Ene 2019

Consejos para prevenir el sarro

¿Cómo se genera el sarro?

El famoso y temido sarro aparece como consecuencia de la calcificación de placa dental en nuestra boca. El tener placa en nuestros dientes es un hecho inevitable, ya que ésta surge como consecuencia de la acumulación de bacterias, restos de alimentos e incluso a la propia saliva.

Consecuencias del sarro

Además de suponer un problema estético (se hace visible sobre los dientes con un aspecto amarillento), el sarro puede tener efectos negativos si se adhiere con fuerza e incluso si llega a penetrar en las cavidades existentes entre los dientes y bajo las encías.

Así, el sarro puede ser la causa de enfermedades como la caries, la gingivitis, la periodontitis, el retraimiento de las encías y el mal aliento, llegando a provocar la pérdida de piezas dentales.

¿Cómo evitar el sarro?

 

  • Mantén tu higiene dental. Este es el principio de todas las soluciones a cualquier afección o enfermedad dental. En el caso del sarro, se hace aún más importante, ya que si mantenemos nuestros dientes bien limpios, evitaremos que la placa se acumule y se endurezca, dejando vía libre a su aparición. Y ya sabes, el cepillado nunca es suficiente. Completa siempre tu higiene oral utilizando hilo dental y colutorio.

 

  • Vigila el consumo de determinados alimentos. Existen ciertos alimentos que, por su textura y composición, favorecen la acumulación de placa bacteriana. Intenta reducir el consumo de azúcares, bebidas carbonatadas y aquellos que tiendan a “pegarse” a los dientes, como el pan de molde.
  • Aumenta el consumo de alimentos duros. Verduras como la zanahoria o el apio o frutas como la manzana tienen un efecto limpiador natural de nuestros dientes. Los productos lácteos también son beneficiosos en este sentido.
  • Evita fumar. El tabaquismo es una de las fuentes más frecuentes de sarro, ya que el tabaco contribuye al endurecimiento de la placa.

 

 

¿Cuál es el tratamiento para el sarro?

Por suerte, el sarro es fácil de tratar y eliminar. La solución es tan sencilla como pedir cita con un higienista y realizar una limpieza dental profesional.

Es recomendable, al menos una vez al año, acudir al dentista para hacerse una limpieza a fondo de la boca. Además, es conveniente aprovechar esa visita, para poder detectar cualquier otro problema asociado al sarro.

Si crees que tienes sarro o eres propenso a padecerlo, acude cuanto antes a tu  dentista para una revisión y limpiezas profesionales. En Clínica Dental PCM contamos con grandes profesionales que podrán ayudarte.