22 May 2018

Deporte y salud dental

¿Eres de los que practica deporte casi a diario? En ese caso, te interesa no perder detalle de lo que vamos a contarte a continuación. ¿Sabías que tienes más posibilidades de tener caries? ¿O que una higiene bucodental deficiente puede empeorar tus resultados de rendimiento deportivo?

 

¿Cómo afecta el deporte a la salud bucodental?

Por extraño que resulte, ya que se atribuye a los deportistas -profesionales o no- gozar de una mejor salud que las personas que no practican ejercicio físico, lo cierto es que la práctica intensa de deporte puede afectar a tu salud dental, aumentando el riesgo de desarrollo de caries.

Hay varios factores que provocan este hecho:

  • El aumento de la respiración bucal durante la práctica deportiva.
  • La reducción de saliva y sequedad oral producidas por la deshidratación.
  • Estrés por la competición.
  • Alto consumo de carbohidratos y bebidas isotónicas, batidos y zumos envasados.

Estos mismos factores pueden favorecer también la erosión del esmalte dental, la inflamación de las encías o el desarrollo de la hipersensibilidad dental.

Por este motivo, te aconsejamos, además de mantener unos hábitos adecuados de salud bucodental, que, durante la práctica deportiva, permanezcas siempre hidratado. Asimismo, debes vigilar muy de cerca tu alimentación, no solo de forma que mejore tu rendimiento deportivo, sino también la salud de tu boca. Así, incluye siempre en tu dieta suficientes lácteos, vegetales verdes -como espinacas, acelgas o brócoli- y frutas -en especial, fresas y manzanas-.

Si practicas deporte de forma asidua, más si se trata de algún deporte de riesgo, te recomendamos también que utilices un protector bucal para aminorar las consecuencias de una mala caída, que pueden acarrear problemas como la fractura o pérdida de piezas dentales.

 

Mala salud dental, malos resultados deportivos

Según un reciente estudio de SEPA, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, una deficiente salud bucodental puede llevar a una inflamación sistémica que afectaría a la salud general. De este modo, enfermedades como la periodontitis, podrían provocar una inflamación que no solo afectaría las encías sino al resto del cuerpo, aumentando el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, infecciones respiratorias o diabetes, entre otras complicaciones que disminuyen el rendimiento deportivo.

Para combatir este riesgo, se recomienda una correcta higiene bucodental, revisiones frecuentes y unos hábitos saludables de alimentación y estilo de vida.

Por ello, si te gusta el deporte por todo lo bueno que aporta al funcionamiento de tu cuerpo, no olvides cuidar de tu salud bucodental.