¿El uso de mascarilla puede afectar a la salud dental?

el uso de la mascarilla puede afectar a la salud dental
16 Jul 2020

¿El uso de mascarilla puede afectar a la salud dental?

Con la llegada nueva normalidad y las medidas de higiene y seguridad instaladas por las autoridades de la gran mayoría de los países afectados por el COVID-19 muchos se preguntan si el uso de la mascarilla puede afectar a la salud dental.

A continuación vamos a contestar a esta pregunta y explicaros qué ocurre en nuestra boca cuando usamos mascarilla.

Consecuencias del uso de mascarilla para nuestros dientes

Nuestra vida cotidiana ha cambiado por completo en muchos aspectos debido a la pandemia mundial provocada por el coronavirus. Uno de los más importantes, que además está relacionado directamente con nuestra boca, es el uso obligatorio (en muchos casos) de la mascarilla.

Vamos a ver qué consecuencias tiene este nuevo hábito en la salud de nuestra boca:

Falta de higiene

Uno de los principales efectos del uso prolongado de la mascarilla, del tipo que sea, es la relajación en los hábitos de higiene. Puede ocurrir por diferentes motivos. Por ejemplo, el teletrabajo a veces provoca que, como no tenemos que prepararnos para salir de casa cada día, nos olvidemos de ciertas costumbres adquiridas y casi automáticas, como puede ser el cepillarnos los dientes después de desayunar. Hay personas que desayunan ya directamente frente al ordenador y se olvidan de cepillarse los dientes y realizar los enjuagues.

También puede ocurrir que, en nuestro trabajo o si estamos en la calle o de viaje, encontremos que los aseos no están disponibles. Y esto hace que sea imposible que nos cepillemos los dientes después de comer si nos vemos obligados a hacerlo fuera de casa.

Falta de oxígeno

Muchas de las bacterias que viven en nuestra boca aprovechan de la falta de oxígeno para proliferar. Esto explica por qué nuestra boca tiene un olor más desagradable por la mañana y el cepillado nocturno es el más importante de todos. El uso de la mascarilla durante muchas horas también va a favorecer el crecimiento de estas bacterias.

Falta de hidratación

Con la mascarilla también se hace más “difícil” beber agua frecuentemente. Hemos explicado muchas veces en nuestro blog por qué el agua es tan importante para nuestra salud dental. Bebiendo agua no solo arrastramos bacterias y restos de alimentos, sino que mantenemos hidratada nuestra boca y esto mantiene equilibrado el PH y, por tanto, 

Es muy fácil poner remedio a todas estas situaciones. Tan solo tenemos que estar pendientes de no sufrir esos olvidos, beber agua constantemente, ser más exhaustivos aún con nuestra higiene y llevar un kit de limpieza o chicles sin azúcar para cuando el cepillado no sea posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *