La temida aparición de las muelas del juicio

21 Nov 2017

La temida aparición de las muelas del juicio

Las muelas del juicio son uno de los grandes temores a la hora de acudir al dentista, sobre todo por las dudas que genera su aparición y sus consecuencias. En esta nueva entrada vamos a dar respuesta a todas esas preguntas que surgen cuando las muelas del juicio deciden salir.

Las muelas del juicio, también conocidas como muelas cordales son cuatro y se sitúan al final de cada línea dental, por arriba y por abajo. Su nombre se debe a que salen cuando la persona ya ha alcanzado la edad adulta y tiene “juicio”, estos es a partir de los 20 años. Pero es importante saber que no siempre ocurre así. Hay personas a las que nunca les salen o no les salen todas.

El problema con las muelas del juicio viene cuando su erupción afecta al resto de la dentadura, generalmente porque al salir empujan el resto de los dientes, sobre todo a los más cercanos, y pueden llegar a moverlos, ocasionado que se junten y se deforme la alineación. También pueden salir torcidas o ladeadas, lo que puede producir grandes dolores y por lo que es necesario extraerlas.

Además, al estar al fondo de la boca, la limpieza se hace más difícil, lo que puede hacer que se acumule placa bacteriana y acabe por provocar gingivitis o caries. En estos casos la extracción se hace imprescindible.

Precisamente es la extracción lo que la mayoría de los pacientes temen. Pero en ocasiones es el mejor remedio para evitar problemas más graves y es un proceso muy sencillo.

La extracción de estas piezas dentales se hace siempre con anestesia local, para dormir la zona a intervenir y que el paciente no sienta dolor. Pero hay veces que el paciente, por nivel de estrés o ansiedad o por la complicación de la extirpación, necesita ser dormido por completo. Tras la retirada, se procede a suturar la encía.

El postoperatorio es muy sencillo. El paciente deberá seguir las instrucciones de limpieza que le indique el dentista y tomar algún tipo de analgésico o antiinflamatorio en el caso de que sienta molestias.

La prevención es, como siempre, la mejor de las medicinas. Si notas molestias en la parte posterior de tu dentadura e incluso dolores de cabeza y mandíbulas, puede ser que las muelas del juicio estén preparando su salida. Acude a tu clínica dental lo antes posible. Tu doctor te realizará una radiografía para ver la situación de las muelas y te aconsejará qué hacer.