¿Por qué se rompen los dientes?

¿Por qué se rompen los dientes?
07 Mar 2019

¿Por qué se rompen los dientes?

La salud de nuestra boca es una parte fundamental de nuestra salud en general. A veces, ciertas enfermedades o afecciones se manifiestan con síntomas en nuestros dientes y encías. En otras ocasiones, son las enfermedades dentales las que tienen su reflejo en el bienestar de nuestro cuerpo.

Por ello, estar atentos al estado de nuestros dientes es importante para detectar indicios de posibles problemas más graves. La rotura de los dientes es una de esas señales. En ocasiones, los dientes se parten, simplemente, por accidente, como un golpe fuerte. Pero pueden existir otras causas que provoquen que una pieza de nuestra dentadura sufra una fractura.

Sea cual el motivo, lo primero que debes hacer si se te rompe un diente es acudir cuanto antes al odontólogo. En la consulta podrán evaluar la gravedad de la rotura y la técnica de reparación más adecuada. Si sufres molestias o dolor antes de asistir a tu cita, puedes tomar cualquier antiinflamatorio o analgésico para paliarlos.

Caries

Uno de los mayores enemigos de nuestros dientes es, sin duda, la caries. Entre otros problemas, una caries avanzada puede hacer que una pieza dental se parta.

Cuando una caries se encuentra en la parte más interna del diente va, poco a poco, debilitando su estructura y llegando a producir un hueco en el interior. Así, la pieza dental puede llegar a quebrarse al morder algo no excesivamente duro.

Descalcificación

Una de las causas más comunes encontradas que explican la rotura de los dientes es la descalcificación del esmalte dental. El esmalte dental es el encargado de recubrir y proteger la dentadura. Cuando este esmalte escasea o desaparece, el diente se vuelve más vulnerable.

Una incorrecta higiene bucal, la no eliminación de la placa bacteriana y el consumo de ciertas bebidas y alimentos (ácidos, azúcar, etc.), pueden favorecer la desaparición del esmalte y, por tanto, ser causa también de la rotura dentaria.

Esta descalcificación también puede tener su origen en enfermedades generales que provoquen deficiencia de calcio y afecten también al esmalte dental.

Bruxismo

El bruxismo es un hábito debido al cual el paciente aplica inconscientemente presión en sus mandíbulas y, como se suele decir comúnmente, rechina los dientes.

Este continuo roce entre las piezas dentales suele hacer que se desgasten con más rapidez e intensidad. Este deterioro puede, por tanto, ser también el causante de que los dientes lleguen a fracturarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *