Verdades y mentiras sobre los brackets

18 Oct 2017

Verdades y mentiras sobre los brackets

La ortodoncia es el tratamiento gracias al cual es posible corregir un alineamiento defectuoso de los dientes. En esta nueva entrada de nuestro blog vamos a despejar muchas dudas sobre uno de los métodos más utilizados y tradicionales para realizar una ortodoncia, los brackets.

Precisamente por ser un tratamiento tan popular, a su alrededor existen muchos mitos y leyendas que no siempre son verdaderos.

Es caro. Es verdad que no es un tratamiento barato, pero si tienes en cuenta los beneficios y que el resultado es para toda la vida llegarás a la conclusión de que no es caro. Además, en las clínicas Pérez de Castro Martín nos adaptamos a tus posibilidades y te ayudaremos con la financiación para ayudarte con los pagos.

El tratamientos con brackets es muy largo. La duración de la ortodoncia con  brackets depende de muchos factores, por ejemplo, del nivel de complejidad de la alineación, pero también del comportamiento del paciente durante el proceso. Es muy importante que, si te sometes a una ortodoncia, sigas fielmente las recomendaciones del doctor.

Los brackets duelen. Ésta es la primera y más extendida idea sobre los brackets. Aunque al principio pueden resultar incómodos, los brackets no son para nada dolorosos. En los primeros días el roce puede hacer que aparezcan pequeñas llagas en la boca, pero con el tiempo desaparecen sin dejar marcas.

Comer se convierte en un problema. No es cierto que los brackets dificulten la alimentación, siempre y cuando evites las comidas pegajosas, duras y fibrosas y cortes los alimentos en pedazos más pequeños.

Dificulta el hablar. Al principio puede ser raro y puedes sentir que no pronuncias correctamente. Pero con el tiempo te acostumbrarás e incluso olvidarás que los llevas.

Impiden llevar una vida normal. Esta sí es una gran mito falso. Si te preocupa que tu ocio se vea afectado y no puedas practicar tu deporte favorito o tocar un instrumento musical tienes que saber que existe la opción de utilizar protectores bucales y te adaptarás muy rápidamente.

No son aptos para adultos. Todo el mundo puede utilizar brackets, no importa la edad que tengas. El más popular temor en los adultos es estético y, teniendo en cuenta que cada vez hay más opciones para hacerlos más discretos y que no es un tratamiento indefinido, la estética no debe ser una barrera

Si estás planteándote realizarte una ortodoncia no dudes en contactar con nuestro equipo de dentistas en Córdoba para despejar todas tus dudas.