La importancia del flúor en la salud dental

26 Jun 2019

La importancia del flúor en la salud dental

Seguro que has oído hablar en muchas ocasiones del flúor y de los beneficios que aporta a la salud de nuestros dientes y encías. Por eso esta semana vamos a dedicar un nuevo artículo de nuestro blog a saber por qué debemos tenerlo tan en cuenta a la hora de cuidar nuestra salud bucodental.

¿Qué es el flúor?

El flúor es un mineral muy presente en la naturaleza y también en el cuerpo humano. De hecho, es el responsable de la formación de nuestros huesos y del esmalte dental, tan importante para la conservación de nuestros dientes sanos y fuertes. Este flúor presente en nuestro organismo es el llamado Floururo de calcio.

Por qué es tan importante el flúor

Los restos de alimentos que quedan inevitablemente en nuestra boca al comer se transforman en azúcares y carbohidratos. Las bacterias, al entrar en contacto con ellos, hacen que se vuelvan ácidos, contribuyendo a la desmineralización del esmalte (el encargado de proteger la superficie del diente) y provocando así la aparición de caries dental.

En este momento es en el que el flúor puede entrar en acción. Cuando utilizamos dentífricos o enjuagues bucales que contienen flúor éste es absorbido por los dientes, reponiendo el calcio y el fósforo y haciéndolos más fuertes ante el ataque de los ácidos que lo debilitan.

Tal es su poder que incluso en casos de desmineralización avanzada en los que ya ha aparecido la caries, el flúor puede detener su desarrollo.

Cómo puedes usar el flúor en tu vida diaria

Como ya hemos apuntado, la forma más sencilla y efectiva de aprovechar los beneficios del flúor para nuestra salud bucodental es incorporar a nuestra higiene productos de limpieza oral que contengan flúor, como dentífricos y colutorios.

Además, podemos encontrar fuentes naturales de flúor, como el agua mineral, cuyo consumo ayuda también a eliminar restos de alimentos y a combatir los ácidos y la placa bacteriana.

También existen muchos alimentos con alto contenido en flúor, como los pescados azules, el salmón y el bacalao, la mayoría de los mariscos, la lechuga, las patatas, las nueces y el té.

Cuidado con el exceso de flúor

Aunque estamos comprobando las grandes ventajas que aporta el flúor para la salud de nuestra dentadura, no es recomendable abusar de él. El exceso de flúor puede originar fluorosis, un trastorno dental por el que los dientes se estrían o incluso, en casos más graves, pueden aparecer manchas marrones y hacerlos más débiles y vulnerables.

Leave a Reply