18 Jun 2020

Cómo curar un flemón

Esta semana vamos a dedicar  nuestro blog a explicar cómo curar un flemón. Todos hemos oído hablar o hemos sufrido alguna vez en nuestra vida la aparición de un flemón. No suele ser un dolor demasiado intenso pero sí bastante molesto y, además, es una clara señal de que algo no va bien.

Qué es un flemón

Un flemón dental no es otra cosa que una inflamación producida por una infección. En la terminología odontológica se le conocer más específicamente como absceso dental.

Cuando aparece un flemón lo que está ocurriendo es que existe una importante infección bacteriana en la raíz de una pieza dental. Esta infección acaba creando pus junto a esa muela o diente, haciendo que se inflame y causando dolor.

Síntomas del flemón

Los síntomas del flemón dental son muy concretos y claramente reconocibles.

 

  • Inflamación de la zona.

 

Como ya hemos dicho, la infección provoca un bloqueo de material infectado que causa que esa parte de la cara aumente considerablemente su volumen. A veces, puede llegar extenderse e inflamar también parte del cuello.

 

  • Dolor o molestias.

 

El dolor al masticar es también uno de los primeros síntomas. Si no se atiende pronto, este dolor puede propagarse hacia la garganta o el oído e, incluso, dar fiebre.

 

  • Sensibilidad y mal aliento.

 

El paciente que sufre un flemón, también puede sentir una sensibilidad dental aguda al tomar bebidas o alimentos demasiado fríos o calientes. Asimismo, la presencia de bacterias hace que pueda notar cierto sabor desagradable en la boca y halitosis.

Causas del flemón

Cualquier flemón, está causado por una infección bacteriana, por lo que detrás de esa infección puede haber una caries profunda, cualquier enfermedad periodontal o, a veces, incluso un traumatismo que ha dañado la raíz de la pieza dental.

Tratamiento para curar un flemón

Lo primero que debemos hacer al detectar un flemón es intentar acudir a nuestra clínica dental cuanto antes. Mientras tanto, podemos tomar algún antiinflamatorio para calmar el dolor y la hinchazón. También podemos aliviarnos haciendo enjuagues con agua tibia y sal.

Nuestro odontólogo podrá prescribirnos algún tipo de antibiótico para detener la infección. Solo una vez que ésta haya desaparecido, se podrá comenzar el tratamiento.

El tratamiento aplicado dependerá de la causa que haya propiciado la aparición del flemón en cada caso. Tal vez solo tengamos que hacernos un empaste en la pieza afectada, pero puede ocurrir que sea necesaria una endodoncia o, en casos más extremos, la extracción de la pieza dental.

Leave a Reply