Cómo el estrés afecta a tu salud dental

Estrés y salud dental
29 Ago 2019

Cómo el estrés afecta a tu salud dental

Se acerca la vuelta al cole y con ella los cambios de horarios, las prisas y el estrés que todo ello conlleva. Esta semana en el blog de Clínica Pérez de Castro Martín vamos a hablar de cómo el estrés puede llegar a afectar a tu salud dental.

Aunque cuando hablamos de estrés nos referimos a una afección mucho más grave y que puede tener consecuencias muy importantes sobre la salud general de una persona, podemos también considerar estrés a un estado de cansancio y nerviosismo que puede estar provocado por un ritmo de vida acelerado. Según el Consejo General de Psicología de España el estrés es “el proceso que se pone en marcha cuando una persona percibe una situación o acontecimiento como amenazante o desbordante de sus recursos. A menudo los hechos que lo ponen en marcha son los que están relacionados con cambios, exigen del individuo un sobreesfuerzo y por tanto ponen en peligro su bienestar personal”.

Malos hábitos

Cuando padecemos estrés, además de desarrollar síntomas como taquicardia, hipertensión o aumento de los niveles de colesterol, solemos alterar nuestros hábitos alimenticios y de higiene, volviéndose más relajados y excediéndonos en el consumo de alimentos con excesiva cantidad de azúcar, el alcohol y el tabaco

El azúcar es el mayor enemigo de nuestros dientes y el principal causante de la aparición de caries. El tabaco y el alcohol debilitan el esmalte y nuestros dientes. Y las malas costumbres higiénicas agraven cualquier problema dental que podamos tener.

Bruxismo

Este es el mayor aliado del estrés. Cuando estamos estresados solemos apretar y rechinar los dientes sin darnos cuenta, incluso cuando estamos dormidos, desencadenando profundos desgastes, fracturas y grietas en las piezas dentales. Por suerte, el bruxismo puede detenerse gracias a una férula de descarga.

Gingivitis y periodontitis

Estas son otras de las afecciones más comunes entre las personas que padecen estrés. Los malos hábitos de los que hemos hablado hacen que los restos de comida se acumulen en los dientes, originando inflamación de las encías, también conocida como gingivitis. Además, el estrés incrementa los niveles de una hormona denominada cortisol, responsable de crear inflamación por lo que puede llegar a desarrollarse periodontitis, una enfermedad infecciosa que afecta a las encías y que, si no se trata a tiempo, puede causar incluso la pérdida de las piezas dentales afectadas.

Si reconoces algunos de estos síntomas o crees que puedes estar pasando por una situación de estrés desde la Clínica Dental Pérez de Castro Martín te recomendamos que acudas cuanto antes a nuestra consulta para realizar un diagnóstico certero y poner solución cuanto antes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *