04 Abr 2019

¿Qué es el curetaje dental?

El curetaje dental es un tratamiento muy habitual que se aplica en casos de enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis.

Las enfermedades periodontales se han convertido en una de las patologías más comunes entre los pacientes de nuestra clínica. Son infecciones localizadas en las encías y en la base de los dientes y están provocadas por ciertas bacterias que aparecen como causa de la placa bacteriana. El curetaje tiene objetivo limpiar estas zonas de la acumulación de bacterias.

Si quieres saber más sobre sobre la placa bacteriana puedes leer nuestro artículo sobre cómo se genera la placa en tu boca.

¿En qué consiste el curetaje?

Como ya hemos adelantado, el curetaje consiste en una limpieza profunda, no se trata de una sencilla y corriente limpieza dental. Las enfermedades periodontales no suelen presentar síntomas evidentes pero las consecuencias sí que pueden llegar a ser graves para la salud bucodental del paciente, provocando incluso daños irreversibles.

Al no ser fácilmente detectables, la cantidad de placa y bacterias acumuladas puede ser importante. Por eso, para el procedimiento puede ser bastante dificultoso y puede requerir anestesia en el paciente para evitar que éste sienta molestias.

Para realizar el curetaje se utiliza un instrumental denominado cureta, con la que, una vez levantada la encía, se raspa y se elimina el sarro acumulado en la bolsa periodontal. Después, se pule y alisa la raíz del diente para que la encía pueda volver a unirse a la pieza dental. En algunos casos en los que el daño es muy avanzado, puede ser necesario incluso extraer el diente.

¿Cuanto dura un curetaje dental?

Este tratamiento no es nada complicado, pero el tiempo necesario para llevarlo a cabo dependerá de la gravedad del caso. Aún así, no suelen ser necesarias más de dos sesiones de una hora y media cada una.

Como ocurre en todos los tratamientos, pasado un tiempo, será necesaria una revisión. Así, a los pocos meses, el odontólogo podrá evaluar si la infección ha remitido o si es necesario volver a aplicar el tratamiento.

¿Cómo evitar las enfermedades periodontales?

Como siempre decimos, la mejor medicina es una buena prevención. Mantén tus rutinas de higiene:

  • Cepíllate los dientes 3 veces al día durante 3 minutos
  • Utiliza el hilo dental para llegar a las zonas más difíciles
  • Completa la higiene con enjuague bucal, preferiblemente con flúor
  • Acude al dentista a realizarte revisiones y limpiezas profesionales al menos una vez al año.

Leave a Reply