Recesión de las encías: cuál es la causa

Causas de la recesión de las encías
24 Oct 2019

Recesión de las encías: cuál es la causa

Esta semana vamos a dedicar nuestro artículo a una afección muy común: las encías retraídas. Es un tema muy importante, no solo por sus consecuencias estéticas, si no porque también puede acarrear otros graves problemas para la salud dental de los pacientes.

Qué es la recesión de las encías

También conocida como recesión gingival, la recesión de las encías consiste en que las encías se contraen, dejando expuesta la raíz del diente en sus casos más extremos y haciendo que los dientes parezcan más alargados.

Las encías retraídas conllevan, principalmente, la aparición de sensibilidad dental. Es decir, el paciente siente molestias al ingerir bebidas y comidas demasiado calientes o frías, o incluso al respirar o rozar los dientes con los cubiertos al comer.

Además de este síntoma estética, podemos detectar la recesión de las encías si aparece inflamación y sangrado o mal aliento generalizado.

Causas de la recesión de las encías

La recesión de las encías puede deberse a variados y muy diferentes factores:

  • Enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis. Ya hemos hablado en este blog de estas enfermedades. La gingivis, por ejemplo, consiste en una inflamación de la encía debida a la acumulación de placa bacteriana y su principal síntoma es el sangrado de la encía durante el cepillado. La periodontitis, por otra parte, se genera cuando la gingivitis no es tratada a tiempo y avanza hasta la misma raíz de los dientes, provocando que las piezas dentales pierdan sujeción e incluso se caigan. 
  • Malos hábitos en la higiene dental. Un cepillado demasiado fuerte o la utilización de un cepillo de cerdas duras puede contribuir a la abrasión de la parte de la encía que está más pegada al diente.
  • Tabaquismo. El consumo de tabaco afecta a la circulación sanguínea y también afecta al sistema inmunitario, al disminuir la calidad de la saliva, nuestra defensa natural contra las bacterias que se acumulan en la boca.

Además de estos, existen otros factores de riesgo, como ciertas enfermedades sistémicas, como la diabetes o el SIDA; factores genéticos que hacen a los pacientes más propensos a sufrir esta enfermedad; y también el estrés, ya que disminuye las defensas de nuestro cuerpo en general. 

Como ves, las causas de tener unas encías retraídas pueden ser muchas e, incluso, pueden darse varias a la vez, por lo que ninguna persona está exenta de padecer esta afección. Próximamente, hablaremos de qué medidas podemos tomar para evitarla y cuáles sin los tratamientos que existen para solucionarla.

En nuestra clínica dental en Córdoba te ofrecemos ayuda y asesoramiento de profesionales especializados en retraimiento de encías y otras enfermedades periodontales. Te recordamos que la primera cita a la Clínica Dental Pérez de Castro Martín es siempre gratuita. Contacta con nosotros aquí e infórmate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *