Cepillos de dientes ecológicos

30 Oct 2020

Cepillos de dientes ecológicos

Esta semana queremos hablar de los cepillos de dientes ecológicos y daros algunos consejos sobre su uso. El consumo responsable y la compra de productos biodegradables es un tema que preocupa cada vez más a la población, pero en el caso de la salud dental, debemos también tener en cuenta que estos productos deben seguir cumpliendo su función higiénica con eficacia.

Salud dental y medioambiente

Hace unos meses, ya hablamos en este blog sobre cómo cuidar tus dientes y el medioambiente. En este artículo hacíamos un repaso a las opciones que podemos encontrar en el mercado para reducir nuestra huella ecológica sin dejar de lado nuestra higiene dental. Así, pudimos comprobar cómo existían otras alternativas para el hilo dental, la pasta dentífrica y también el cepillo de dientes. 

Tipos de cepillos de dientes ecológicos

El primer paso al que nos enfrentamos una vez nos hemos decidido a buscar una alternativa al cepillo de dientes de plástico es saber qué criterios seguir para elegir adecuadamente un cepillo de dientes ecológico. Tenemos dos tipos distintos:

  • Cepillos de dientes ecológicos de madera. Esta es la única opción 100% natural, totalmente biodegradable y sin nada de plástico que podemos comprar. Además de que su mango está fabricado solo con madera (sobre todo en haya), las cerdas también tienen origen natural, fabricadas a partir de pelos de cerdo. El problema de este tipo es que, a pesar de ser los cepillos de dientes más ecológicos, no suponen una opción válida para las personas veganas.
  • Cepillos de dientes ecológicos de bambú. Este tipo es el que encontramos con más frecuencia en tiendas y supermercados. Aunque el bambú sí es biodegradable, no lo es así el nylon en el que están fabricadas sus cerdas.

Eficacia de cepillos de dientes ecológicos

Aunque el ser eco-friendly es una de las grandes razones por las que nos podemos inclinar a comprar cepillos de dientes ecológicos, no debemos olvidar que también presentan algunas desventajas. Una de ellas es el tiempo de uso. Al ser orgánicos, no se recomienda su uso durante más de dos o tres semanas, ya que en este tipo de materiales, las bacterias se reproducen con mayor facilidad.

En cuanto a los fabricados en bambú, es importante asegurarse de que el origen de ese bambú es respetuoso con las especies de la zona de la que proceda. Siguiendo con el bambú, también tenemos que decir que puede rayar la superficie de los dientes y contribuir a la sensibilidad dental.

Además, si queremos lograr una buena adherencia de las bacterias y, por tanto, una eficaz limpieza, debemos sucumbir a aquellos cuyas cerdas son sintéticas.

Leave a Reply