Cómo limpiar los implantes dentales
02 Jul 2021

Cómo limpiar los implantes dentales

Limpiar los implantes dentales correctamente es fundamental si queremos que nos aguanten el mayor tiempo posible. Se trata de uno de los tratamientos más comunes como solución ante la pérdida de una pieza dental, ya que actúa como sustituto de un diente natural. Su función es evitar que el resto de dientes se desplacen, evitando la deformación de la dentadura; así como asegurar que cada uno de ellos cumple su cometido, sin tener que asumir el trabajo que deberían realizar otros dientes.

Cómo limpiar los implantes dentales

En primer lugar hay que señalar que un implante funciona exactamente igual que un diente natural, por lo que su higiene básica pasa por seguir la misma rutina de limpieza que realizamos en el resto de la boca.

Además del cepillado de dientes tres veces al día, el implante dental requiere de algunos cuidados extra para asegurar su correcto funcionamiento. Tras la pérdida de un diente natural la encía se contrae, por ello, una vez colocado el implante, es normal que quede un pequeño hueco entre este y el periodonto (tejido que rodea los dientes). Lo que provoca que la comida se acumule en esa zona.

Herramientas para ayudarnos a limpiar los implantes dentales:

  • Cepillo interdental. Se trata de un pequeño cepillo compuesto por un alambre con filamento redondeado que nos permite llegar a lugares no accesibles con el cepillo de dientes normal, eliminando así la placa bacteriana y los restos de comida acumulados en la boca.
    ¿Cómo utilizarlo correctamente? Se debe introducir la parte del filamento entre los dientes y realizar movimientos desde dentro hacia fuera sin girar el cepillo, repitiendo la acción desde la cara interna de los dientes.

Un posible sustituto del cepillo interdental es el hilo dental pero, como el hueco que hay entre la corona situada sobre el implante y los otros dientes es amplio, es mejor utilizar cepillo interdental, que realiza una limpieza más en profundidad. Podemos reservar el hilo para otras zonas de la boca en las que hay menos espacio.

  • Irrigador oral. Es una forma delicada y efectiva de limpiar los implantes dentales. Consiste en administrar un chorro de agua a presión sobre las encías, ayudando a eliminar cualquier resto de comida de la boca y manteniendo los implantes intactos durante más tiempo.
    ¿Cómo utilizarlo correctamente? Selecciona la presión de agua que necesites y dirige el chorro hacia la zona en la que se encuentran diente y encía. Dedica unos dos segundos a cada diente y ve moviéndolo hasta pasar por todos los espacios interdentales, tanto de la cara interna como externa de la boca.

¿Tienes un implante y necesitas ayuda para saber cómo cuidar tu boca? Contacta con nosotros y te asesoraremos. Recuerda, ¡la primera visita es gratuita!

Leave a Reply