¿Cuáles son las bacterias de nuestra boca?

11 Nov 2020

¿Cuáles son las bacterias de nuestra boca?

Hemos hablado en varias ocasiones sobre las bacterias de nuestra boca y de qué manera pueden llegar a influir en nuestra salud bucodental. Pero hoy vamos responder a las preguntas de los más curiosos y resolver algunas dudas que atendemos frecuentemente en nuestra clínica dental de Córdoba.

¡Sigue leyendo!

¿Qué bacterias podemos encontrar en nuestra boca?

Como seguro que ya sabes, en el interior de nuestra boca habitan y se acumulan infinidad de bacterias. Los expertos aseguran que existen alrededor de 600 especies diferentes y que podemos llegar a tener hasta 100 millones de bacterias por cada ml de saliva. ¡Pero no te preocupes! La mayoría de estas bacterias son inofensivas, algunas incluso necesarias para que nuestro sistema inmune se mantenga en forma, pero otras son las responsables de algunas de las enfermedades dentales más comunes:

  • El Streptococcus mutans es la más abundante y frecuente de todas las bacterias de nuestra boca. Al entrar en contacto con el azúcar, produce ácidos que dañan el esmalte y aparezca la caries.
  • La  Treponema denticola y la Porphyromonas gingivalis son más agresivas y pueden sobrevivir son oxígeno. Cuando se acumulan, se introducen por debajo de la encía, atacando el hueso y los tejidos. Por ello son las responsables de las enfermedades periodontales.

¿Por qué tenemos bacterias en la boca?

Ten en cuenta que las bacterias son microorganismos que necesitan determinadas condiciones para existir. La boca es un lugar muy cómodo y acogedor para las bacterias porque es oscuro, húmedo y tiene muchos pequeños huecos en los que pueden instalarse y sobrevivir.

¿Cómo podemos combatir las bacterias de nuestra boca?

Combatir las bacterias de nuestra boca es muy fácil. Como siempre decimos, todo pasa por una exhaustiva higiene dental. Y es que, como ya sabrás, si las bacterias proliferan en espacios pequeños, el cepillado se queda corto en cuanto a la eliminación de bacterias.

Por eso es tan importante completar tu rutina de higiene con la seda o hilo dental, que elimina los restos de alimentos y sarro que se quedan en los espacios entre los dientes y, por supuesto, el enjuague bucal, encargado de arrastar y eliminar gracias al flúor, al resto de bacterias.

No podemos olvidarnos de la lengua. En su superficie también habitan muchos de estos microorganismos, que pueden ser eliminados con un simple gesto gracias al limpiador lingual, del que hablamos en este artículo.

Además, para asegurar una limpieza en profundidad, no hay nada mejor que una limpieza dental profesional anual y una revisión para comprobar que no haya caries ni ningún otro problema provocado por bacterias.

Leave a Reply