¿Te cepillas los dientes correctamente?

05 Jul 2019

¿Te cepillas los dientes correctamente?

Una vez más, volvemos a tratar en nuestro blog un tema relacionado con la higiene dental personal. Y es que la base para disfrutar de una boca sana y bonita empieza por los cuidados que realizamos cada uno en casa.

Todos aprendemos a cepillarnos los dientes desde que somos niños, pero en muchas ocasiones nos encontramos con pacientes que desconocen algunas malas prácticas que acaban por haciendo que su higiene no sea tan efectiva y provocando así ciertas enfermedades y afecciones bucodentales.

Por eso, esta semana vamos a hablar de algunos de los errores más comunes a la hora de cepillarnos los dientes. Presta mucha atención porque estamos seguros de que reconocerás algunos:

  • Cepillarse los dientes justo después de comer. Ya dedicamos un artículo a conocer cúal es el mejor momento para cepillarse los dientes y aprovechamos para recordaros que hay que esperar al menos unos 30 minutos.
  • No cambiar el cepillo con la frecuencia adecuada. Es recomendable cambiar tu cepillo de dientes cada tres meses (o cuando detectemos que las cerdas están dañadas.
  • No cepillarse la lengua. Limpiar la lengua a la vez que cepillamos nuestros dientes es fundamental para eliminar eficazmente las bacterias.
  • No usar la pasta de dientes adecuada. Es muy importante que nuestro dentífrico contenga flúor para proteger el esmalte.
  • Usar demasiado dentífrico. No por usar más pasta de dientes vamos a limpiar mejor nuestros dientes. Por el contrario, al generar más espuma podemos tener una falsa sensación de limpieza.
  • Cepillar con demasiada fuerza. Tampoco es conveniente apretar en exceso el cepillo contra la dentadura. 
  • Usar un cepillo con filamentos duros. Las consecuencias son las mismas que si nos cepillamos fuertemente, solo conseguiremos dañar el esmalte. Apuesta siempre por cepillos suaves o medios.
  • Cepillarse demasido rápido. A veces las prisas hacen que no dediquemos tiempo ni concentración al cepillado. Hemos de ser conscientes de llegar a todas las zonas.
  • Seguir siempre el mismo orden. Cepillarse los dientes no debe convertirse en una actividad mecánica. Por eso, se recomienda variar el orden en que cepillamos todas las áreas de la boca.
  • Cepillarse en exceso. Esto puede ser tan perjudicial como no hacerlo con asiduidad. Si nos cepillamos demasiado los dientes podemos provocar desgaste y abrasión.
  • No cuidar la higiene del cepillo. El propio instrumento de higiene ha de estar tambien limpio y libre de bacterias. Recuerda siempre dejar el cepillo en vertical y no tapado completamente para que se seque.

Esperamos que al repasar estos errores hayas aprendido a mejorar tu higiene bucodental. ¡Y no olvides realizarte una limpieza dental profesional al menos una vez al año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *