De los dientes de leche a los definitivos

De los dientes de leche a los definitivos
11 Jun 2020

De los dientes de leche a los definitivos

Ha llegado el momento de que a tu hijo se le caigan los dientes de leche y con ello también las dudas. Esta semana en nuestro blog vamos a contarte todo lo que necesitas saber del proceso de paso de los dientes de leche a los definitivos.

Los dientes de leche

Los primeros dientes suelen empezar a salir a los 6 meses de edad. Es una época complicada ya que suelen tener grandes molestias. A los 20 o 30 meses casi todos los niños tienen ya sus 20 dientes de leche fuera.

Desde este primer momento es importantísimo mantener la higiene, evitando entre otros problemas, la famosa caries del biberón. Al principio se recomienda limpiar con un paño húmedo y masajear las encías, aunque aún no hayan salido los demás dientes.

Pero un buen cuidado de los dientes de leche también conlleva unos dientes definitivos más sanos. Esto es así porque debajo de los dientes de leche se empiezan a formar ya las piezas dentales definitivas dentro de las encías a partir del mismo germen dentario que la pieza de leche a la que van a sustituir.

Cuándo se empiezan a caer los dientes de leche

A partir de los 5 o 6 y hasta los 12 años (aproximadamente) los dientes definitivos comienzan a salir a la superficie, provocando que los de leche se caigan. 

Los incisivos centrales suelen ser los primeros que empiezan a moverse, seguidos de los incisivos laterales (alrededor de los 6 años). A continuación, se caerán los caninos (colmillos) y los molares (las muelas).

Más o menos al mismo tiempo que se caen los primeros dientes comienza a salir una nueva pieza dental, popularmente llamada la “muela de los 6 años”. Este molar no viene a ocupar el sitio de una pieza de leche, si no que aparece detrás de los últimos molares de leche, en su propio lugar. 

Problemas con la aparición de los dientes definitivos

 

  • El diente definitivo sale al lado del de leche. A veces el diente definitivo no sale desde abajo empujando y provocando la caída del diente de leche, sino que erupciona por delante o por detrás, formando una doble fila de dientes. Lo normal es que el diente de leche acabe cayéndose, pero es recomendable acudir al dentista para una revisión.

 

  • Los dientes definitivos no salen rectos. Es bastante frecuente que, debido a que los dientes de leche ocupan un menor espacio, los definitivos pueden encontrarse con poco sitio para salir. Es por esto que los dientes pueden crecer torcidos y tardar algún tiempo en “hacerse sitio”. Para prevenir problemas relacionados con la maloclusión, debemos acudir al dentista para asegurarnos de que los nuevos dientes no causarán problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *