Consecuencias de no ir al dentista
21 May 2021

Consecuencias de no ir al dentista

El año pasado un 49,1% de los españoles no fue al dentista. Así lo indica la Encuesta Europea de Salud en España, publicada por el Instituto Nacional de Estadística. Aunque parece que los datos mejoran con respecto a otros años, lo cierto es que sigue siendo preocupante que la sociedad española aún no acuda a revisiones dentales con la frecuencia necesaria. Por eso, hoy queremos hablaros de las consecuencias de no ir al dentista.

Por qué no acudimos al dentista

La mayoría de las personas solo van al dentista cuando notan alguna molestia o que algo no va bien. ¿Cuál es el problema? Que llegados a ese punto, ya existe alguna patología, bien leve o grave. Pero la cuestión es que el paciente tiene en ese momento un problema que va a tener que solucionar.

¿Y por qué ocurre esto? Pues porque, desgraciadamente, todavía muchos piensan que la medicina oral no es una medicina preventiva. Y eso es un tremendo error. Cualquier especialidad o disciplina relacionada con la salud es mucho más efectiva que si las afecciones son detectadas a tiempo.

Falta concienciación en cuanto a la importancia de la salud dental para la salud del resto del cuerpo y para el bienestar general del paciente. Además, muchos problemas que son considerados meramente estéticos (como la alineación incorrecta de los dientes) no son tales, y pueden acarrear problemas mayores (como la caries o la periodontitis).

Además, mucha gente al pensar en el dentista tienen una visión ya desfasada, la del “sacamuelas”, cuando se trata de grandes profesionales especializados y formados para cuidar de nuestra salud oral y dental. A lo que hay que sumar la sensación de miedo al dentista, por temer el dolor, cuando los tratamientos e intervenciones son cada vez más sencillos y controlados.

Cuáles son las consecuencias de no ir al dentista

Ya sabéis que la recomendación general es la de acudir a una revisión dental y realizar una limpieza dental profesional al menos una vez al año. Si no lo hacemos corremos el riesgo de desarrollar cualquier enfermedad dental sin descubrirlo hasta que no haya vuelta atrás.

Si se trata de una simple caries, el problema no es grave, pero existen otras patologías más serias que pueden traer consigo importantes complicaciones, como infecciones graves, pérdida de piezas dental, problemas digestivos e, incluso, cáncer oral.

Y, aunque es lo primero que debemos tener en cuenta, no solo es nuestra salud la que se resiente, también nuestro bolsillo. Poner remedio a este tipo de afecciones requiere tratamientos más complicados, más largos y mucho más caros.

Así que ya sabéis, en cuanto a salud dental, es más que cierto aquel dicho: más vale prevenir que curar.

Aprovechamos para recordarte que la primera cita en nuestra clínica dental en Córdoba es totalmente gratuita. ¿A qué esperas?

Leave a Reply