morderse las uñas
26 Ene 2021

Morderse las uñas: cómo afecta a tu salud dental

Morderse las uñas no solo es una costumbre poco estética o incluso desagradable, también puede afectar a tus dientes de muchas formas. En este nuevo artículo de nuestro blog sobre salud dental vamos a explicarte cuáles son las consecuencias de morderse las uñas.

Por qué nos mordemos las uñas

El hábito de morderse las uñas también se conoce en el ámbito médico como onicofagia. Esta mala costumbre suele aparecer durante la infancia y la adolescencia y, aunque puede prolongarse en los primeros años de la juventud, tiende a desaparecer en los adultos. Por tanto, si tus hijos se muerden las uñas, no te preocupes, cuando crezcan seguro que dejan de hacerlo.

En estos casos, el acto de morderse las uñas suele ser un acto involuntario y compulsivo que se realiza cuando la persona está estresada, concentrada, nerviosa e incluso aburrida. Por eso es tan difícil acabar con esta mala costumbre.

Consecuencias de morderse las uñas en la salud bucodental

Como ya hemos adelantado, morderse las uñas no solo tiene consecuencias estéticas (las uñas suelen deformarse, haciéndose más anchas), también suelen aparecer pequeñas heridas que pueden ser foco de infecciones por la entrada directa de bacterias, hongos y virus.

Pero vamos a ver qué tipos de daños puede provocar el morderse las uñas en nuestros dientes:

  • Mayor riesgo de infecciones bucales. Utilizamos las manos y los dedos para manejar objetos, por lo que éstas están bastante expuestas a la suciedad. Si no tenemos cuidado con nuestra higiene toda esta suciedad puede pasar a nuestra boca, aumentando así la posibilidad de padecer alguna infección, como llagas o herpes.
  • Mayor probabilidad de caries. Estas mismas infecciones y bacterias pueden encontrar su lugar entre los dientes, convirtiéndose así en caries.
  • Erosión y deterioro de los dientes. Al estar en contacto continuamente con las uñas, tus dientes se deteriorarán, sobre todo aquellos con los que muerdes (los incisivos), Suelen aparecer cercos en el filo de las piezas dentales. Ésto, a su vez, puede hacer que los dientes se vayan debilitando y que lleguen a fracturarse.
  • Problemas mandibulares. Puede que el movimiento y la presión que se realizan para morder las uñas afecten a la articulación temporomandibular, teniendo síntomas muy parecidos a los del bruxismo: dolor en la mandíbula, cabeza, oído y cuello o dificultad para masticar.

Como a muchos de nuestros pacientes, el conocimiento de estos riesgos para la salud, puede serte de gran ayuda para que dejes de morderte las uñas. Si no es así, acude al dentista para evaluar hasta qué punto se ha podido ver afectada la salud de tus dientes y de qué manera puedes evitar este hábito tan perjudicial.

Leave a Reply