Sedación consciente

Diseño-sin-título Sedación consciente

Sedación consciente

La sedación consciente es una gran solución para todos los pacientes que sufren de miedo al dentista. En las Clínicas Dentales Pérez de Castro Martín somos pioneros en la aplicación de este tipo de anestesia, que hace que cualquier intervención sea mucho más sencilla para el paciente.

Qué es la sedación consciente

La sedación consciente es un método anestésico cuya particularidad consiste en que no duerme completamente al paciente, si no que lo ayuda a sumirse en una especie de sueño sereno y sosegado. Así, el paciente se mantiene tranquilo, sin sentir ansiedad, miedo o nerviosismo ante la intervención.

Además, gracias a la sedación consciente, el paciente no pierde en ningún momento el conocimiento, por lo que puede participar de manera activa en el tratamiento colaborando y ayudando a los doctores durante todo el proceso. Este tipo de anestesia facilita al paciente el contestar a sus preguntas, cambiar de postura y cooperar en todo lo que los doctores necesitan para realizar su trabajo.

Aún así, el paciente no recuerda absolutamente al despertar, ni tampoco dolor ni malestar, y esta es una de las grandes ventajas de esta anestesia.

Cuando se aplica la sedación consciente

La sedación consciente puede aplicarse a todo tipo de pacientes.

Al no dormirse por completo y tratarse de un anestesia más ligera, no afecta a las funciones respiratorias o cardíacas, por lo que no conlleva riesgos y puede utilizarse en todo tipo de personas, sin importar su edad o si está afectado por otras enfermedades de este tipo.

Por este mismo motivo, la sedación consciente puede emplearse para todos los tratamientos, aunque es más frecuente en intervenciones más largas y complejas, como la implantología de carga inmediata (también conocida como implantes fijos en un día) o los injertos óseos.

Como ya hemos dicho anteriormente, las circunstancias en el que más se aconseja la utilización de la sedación consciente en el caso de los pacientes que sienten miedo al dentista.

Para este tipo de personas, la sedación consciente supone mucho más que un método tranquilizante ya que, gracias a ella, pueden someterse a tratamientos más complejos sin temor al dolor.

Son muchos los pacientes que han expresado su asombro tras someterse a un tratamiento con sedación consciente tras comprobar que, efectivamente, no han sentido nada y ni siquiera recuerdan ningún detalle de la intervención.

A continuación os dejamos algunos vídeos de casos reales tratados en nuestra clínica dental en Córdoba.

Si quieres realizar cualquier consulta antes de visitarnos, o tras acudir a la clínica, te atendemos encantados tanto telefónicamente como a través de nuestro formulario.

Contáctanos