Aplicación de flúor en niños
03 Jun 2021

Aplicación de flúor en niños

Además de unos hábitos de higiene correctos, el flúor es una clave importante para mantener una buena salud dental. Y hay un tratamiento que nos permite la aplicación de flúor en niños para prevenir la caries. Hoy vamos a contaros en qué consiste.

Qué es el flúor

El flúor es un mineral natural presente en la naturaleza, sobre todo en en el agua y en todos los organismos que habitan en ella. Pero en cuanto a nuestra salud se refiere, es un elemento fundamental para la protección de nuestros dientes y nuestros huesos.

En los niños, el flúor (o floruro de calcio, el tipo concreto que nos interesa) es, por tanto, fundamental en el crecimiento y el buen estado de los dientes.

Una dieta variada y nutritiva, así como beber bastante agua, nos aseguran unos niveles de flúor suficientes. Pero como ya sabemos, el mayor enemigo de nuestros dientes es el azúcar. Y a los niños les encanta. El flúor contrarresta los efectos negativos del consumo azúcar: desmineralización del esmalte y caries.

Si quieres saber más sobre la importancia del flúor en la salud dental te recomendamos que eches un vistazo a este artículo.

En qué consiste la aplicación de flúor en niños

El odontólogo puede que considere necesaria la aplicación de flúor en niños que tienen mayor probabilidad de presentar piezas dentales con caries.

La aplicación de flúor es un procedimiento muy sencillo y nada doloroso, que no suele llevar más de unos poco minutos y cuyo sabor no es tan desagradable como puedas pensar. De hecho, hay niños a los que incluso les gusta. El odontólogo pintará con un pequeño pincel la superficie de los dientes con el barniz de flúor, que se endurece al entrar en contacto con la saliva. Tan solo unas horas después, el flúor solidificado se cae solo.

En qué casos se debe aplicar flúor niños

La aplicación de flúor solo es necesaria en el caso de niños que tienen una o más caries. Aunque también se recomienda a los que llevan ortodoncia o los que presentan maloclusión, debido a que los restos de alimentos que permanecen entre los huecos de los dientes pueden ser la causa de la aparición de caries.

Además, si el niño o niña en cuestión consume grandes cantidades de azúcar, también puede ser recomendable aplicarlo de manera preventiva.

Como siempre decimos, tan solo con unos buenos hábitos de higiene y alimentación, podemos ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza. Aún así, no olvides que es recomendable llevar a los pequeños al dentista cuanto antes y regularmente para prevenir y evitar problemas dentales.

Si quieres, puedes pedir tu cita en nuestra clínica dental en Córdoba haciendo clic en este enlace.

Leave a Reply