Cuidados tras la extracción de una muela del juicio
23 Abr 2021

Cuidados tras la extracción de una muela del juicio

¿Te están saliendo las muelas del juicio? No te preocupes, si es necesario sacarlas, el procedimiento es muy sencillo y, además, hoy te vamos a dejar en nuestro blog varios consejos y cuidados tras la extracción de una muela del juicio.

Las muelas del juicio

Las muelas del juicio, también conocidas como cordales, son las últimas en erupcionar. De hecho, deben su nombre precisamente a que salen a partir de los 17 años, cuando la persona se encamina hacia la madurez. Aún así, hay personas a las que no llegan a salirles nunca, ya que son un vestigio de nuestros ancestros, que necesitaban una dentadura mucho más potente para masticar debido a su dieta basada fundamentalmente en carne.

Pero su aparición tardía a veces ocasiona problemas y es entonces cuando hablamos de la necesidad de extraerlas.

Cuándo hay que sacar las muelas del juicio

Muchos pacientes presentan lo que en odontología se denomina impactación de las muelas del juicio. Es decir, éstas, al intentar salir, no encuentran espacio suficiente. A veces, esa dificultad para salir es la que provoca grandes molestias y dolor. También puede ocurrir que, al emerger en un espacio pequeño, “empujen” los dientes para hacerse hueco y terminen por mover el resto de la dentadura. Es en estos casos cuando necesitamos que un odontólogo proceda con la extracción.

Post operatorio y cuidados tras la extracción de una muela del juicio

Si este es tu caso, no tienes que temer. La extracción de cualquier pieza dental es un proceso muy sencillo y con una recuperación fácil y rápida. Esto es así incluso cuando, por la situación de la muela del juicio, se requiere utilizar técnicas más complejas, como la cirugía.

Veamos cuáles son esos cuidados que has de llevar a cabo para que tu recuperación sea menos molesta y sencilla:

  • No escupas, es mejor que mantengas ligeramente presionada la zona con una gasa o algodón, sustituyendola cada 15 o 20 minutos por una nueva.
  • Si sientes algo de dolor e hinchazón en la zona, no te preocupes. Se debe a que los efectos de la anestesia se están pasando. Aplícate hielo en la zona y sigue las recomendaciones de tu odontólogo en cuanto a la medicación con antiinflamatorios.
  • Bebe bastante agua después, pero evita las bebidas con gas, alcohol y calientes, ya que puedes favorecer el sangrado.
  • Durante las primeras 24 horas, sigue una dieta más blanda. Los alimentos duros, muy calientes o picantes también pueden provocar pequeñas hemorragias.
  • Asimismo, el primer día debes prescindir de cepillarte los dientes y de usar enjuague bucal. Cuando retomes el cepillado, hazlo de manera suave, especialmente en la zona de la herida. Para mantener tu boca más limpia, sí puedes hacer breves enjuagues con agua tibia y un poco de sal.

Recuerda que, si tienes alguna complicación, debes ponerte en contacto con tu odontólogo cuanto antes y seguir siempre las instrucciones que te den en la clínica.

Leave a Reply