Beneficios de la endodoncia
24 Ene 2020

Beneficios de la endodoncia

En el artículo de esta semana queremos adentrarnos en una técnica muy habitual en el día a día de los odontólogos que, sin embargo, no es tan conocida como debiera por parte de los pacientes. Hablamos de la endodoncia. ¿Quieres saber exáctamente qué es y cuáles son sus beneficios? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la endodoncia?

Para entender qué es la endodoncia, primero tenemos que familiarizarnos con los términos “pulpa dental”. La pulpa se encuentra en el interior del diente y está formada por el nervio y sus vasos sanguíneos. Es decir, es la parte “viva” de la pieza dental y a veces es necesario extirparla cuando está inflamada o infectada para evitar complicaciones mayores.

Esta extirpación sería la primera fase de la endodoncia. Así, esta es el procedimiento mediante el cual se extrae la pulpa dental del interior de un diente. Posteriormente, se rellena y sella la cavidad pulpar con un material no orgánico.

¿Qué ventajas tiene la endodoncia para el paciente?

Como hemos visto, la endodoncia es una técnica sencilla que requiere que el paciente pase poco tiempo en la consulta y sin embargo, es extremadamente efectiva a la hora de prevenir problemas mayores de salud bucodental. Veamos algunos de sus beneficios:

  • Evita la extracción de piezas dentales. Por más que las técnicas de implantología estén avanzadas y cada vez sean más asequibles a todo tipo de pacientes, la realidad es que siempre es preferible conservar las piezas dentales originales. Gracias a la endodoncia podemos frenar la destrucción del diente, evitando así su necesaria extracción.
  • Detiene el curso de infecciones bucodentales. El principal motivo para realizar una endodoncia es una infección. Con esta técnica podemos evitar su propagación a otras piezas dentales.
  • Previene o detiene la halitosis. Una de las consecuencias más palpables de las infecciones bucodentales es la halitosis, un problema no solo de higiene sino que además puede afectar a la autoestima del paciente y a sus relaciones sociales. Frenando la infección mediante una endodoncia podemos combatir este problema.
  • Restablece la funcionalidad del diente afectado. El relleno que se realiza en la parte final de la endodoncia repone las partes del diente que han desaparecido a causa de la infección, devolviéndole así su completa funcionalidad.
  • Evita tratamientos dentales más costosos para el paciente y más complicados de llevar a cabo. Si la infección avanza, destruiría el diente parcial o totalmente, teniendo que recurrir en el mejor de los casos a una reconstrucción dental avanzada y, en otros, a la extracción de la pieza natural y el posterior implante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *