El chupete… ¿es perjudicial para los dientes de tu bebé?

12 Oct 2018

El chupete… ¿es perjudicial para los dientes de tu bebé?

En nuestro artículo de esta semana, nos gustaría abordar un tema que preocupa a muchos padres, sobre todo a los primerizos: el chupete… ¿es perjudicial para los dientes de mi bebé? La respuesta rápida es no, pero solo si se utiliza de manera correcta.

 

Riesgos del uso del chupete en la salud dental

En sus primeras semana de vida, los bebés aprenden a succionar, ya que esta es la forma que tienen de ingerir alimento. Este hábito hace que relacionen la succión con momentos de calma y, por ello, la mayoría de bebés se chupan el dedo o, en este caso, el chupete. Esta costumbre se hace más presente a partir de los seis meses de vida.

La acción de succionar de forma no nutritiva provoca que, a la larga, los dientes centrales de la parte inferior se desvíen hacia dentro y los de la parte superior se separen y se inclinen hacia fuera. Poco a poco, los caninos comienzan a chocar entre sí, provocando que ambas filas de dientes no encajen correctamente (mordida abierta).

Además, el movimiento de los músculos y la posición de la lengua al succionar provocan que ambas líneas dentales (la inferior y la superior) pierdan su paralelismo, dando lugar a la mordida cruzada.

Sin embargo, y a pesar de estos riesgos, tenemos una buena noticia: se ha demostrado que estos “daños” son reversibles siempre y cuando el uso del chupete no se extienda más allá de los 24 meses de vida.

 

Hacer un buen uso del chupete

El chupete puede ser un gran aliado en el desarrollo de nuestros hijos, siempre y cuando tengamos claras una serie de recomendaciones básicas:

  • Eliminar el hábito del chupete entre los 18 y los 24 meses de vida de nuestro bebé. Si se utiliza con frecuencia más allá de esas edades, los problemas de alineación y maloclusión dental pueden ser irreversibles y difíciles de corregir en el futuro.
  • El uso del chupete es preferible a dejar que nuestros hijos se chupen el dedo. Además de ser una costumbre más difícil de erradicar, implica riesgos mayores para su salud bucodental.
  • Nunca impregnes el chupete con bebidas azucaradas, ya que esto puede provocar caries.
  • Aunque el chupete es un excelente aliado para calmar situaciones de ansiedad o de dolor, como sucede en la etapa de dentición; es recomendable introducir otras alternativas y no usar exclusivamente el chupete.

¿Quieres saber más sobre la salud dental de tu bebé? En el blog Clínica Dental Pérez de Castro Martín podrás encontrar algunos artículos interesantes al respecto, como “¿Qué hacer cuando a tu bebé empiezan a salirle los dientes?” o “¿Cuándo llevar por primera vez a tu hijo al dentista?”.