¿Tienen que extraerme las muelas del juicio?

08 May 2018

¿Tienen que extraerme las muelas del juicio?

Hoy queremos responder a una pregunta que nos hacen muchas personas en nuestra clínica: ¿debo extraerme las muelas del juicio cuando me salgan? Para responder a esta pregunta, primero haremos una presentación de estas “famosas” piezas dentales.

Las muelas del juicio son los últimos molares, localizados a cada lado de los maxilares. Habitualmente, las personas cuentan con cuatro muelas del juicio -una por cada extremo de cada línea dental superior e inferior-, aunque es muy frecuente encontrar pacientes con menos o incluso con ninguna.

De hecho, en algunos casos, estos molares no llegan a salir porque no tienen suficiente espacio para ello en el maxilar, o que durante su desarrollo la posición no sea la adecuada y se queden encajadas entre otros dientes. Esta falta de espacio suele ser la culpable del dolor que provocan la aparición de las muelas del juicio, ya que la presión producida por esta nueva pieza dental ocasiona inflamación de las encías.

El nombre con el que estas muelas son conocidas se debe a que son las últimas piezas en salir, normalmente entre los 17 y 25 años, edad en la que una persona adquiere una mayor madurez mental y capacidad de juicio.

 

¿Siempre hay que extraer las muelas del juicio?

Al contrario de lo que se suele creer, no siempre es necesario extraer las muelas del juicio. Si, tras la realización de una evaluación y/o una radiografía, el especialista determina que estas y sus raíces están bien alineadas, saludables y que tienen el suficiente espacio para desarrollarse, no tienen por qué ser extraídas.

Los casos en los que las que el paciente debe someterse a la extracción de estos molares son:

  • Existen infecciones y/o periodontitis -inflamación aguda de las encías.
  • La muela tiene una caries que no se puede tratar.
  • Existen quistes, tumores u otras patologías.
  • La muela del juicio está provocando daños en otros dientes adyacentes
  • La boca del paciente no es lo suficientemente grande para acoger más molares.

La mayoría de odontólogos recomiendan proceder con la extracción antes de que las muelas del juicio se desarrollen del todo, para evitar una intervención más complicada en el futuro. Cabe destacar que este procedimiento es más sencillo en personas jóvenes, al estar las raíces de la pieza menos desarrolladas y el hueso menos denso.

 

Si vas a someterte a la extracción de una muela del jucio, te recomendamos que eches un vistazo a este otro artículo, en el que te contamos qué hábitos de limpieza y alimentación debes seguir tras esta intervención.