18 Oct 2018

Cómo combatir la halitosis

En el artículo de hoy queremos tratar un tema tabú que sin embargo, sufre el 25% de la población de manera ocasional: la halitosis o mal aliento. Un problema que no solo afecta a nuestra salud bucodental sino que también puede influir en las relaciones sociales de quien lo padece.

 

¿Qué es la halitosis y qué la provoca?

La mayoría de casos de halitosis (alrededor de un 60%) se originan en la cavidad bucal, principalmente por una higiene dental deficiente. Debido a esto, las bacterias presentes en nuestra boca provocan putrefacción, lo que general el mal aliento.

Pero una mala higiene es solo una de las causas de los casos de halitosis que comienzan en la boca. Otras de las dolencias o patologías más importantes que pueden general mal aliento son las caries extendidas, enfermedades de las encías, candidiasis lingual, la sequedad bucal, la hiposalivación, la deficiencia de vitamina C, los piercings linguales o los quistes, entre otras.

Entre las causas extraorales de la halitosis, la mayoría de los casos están relacionados con problemas en el tubo digestivo, el aparato respiratorio o son de origen sistémico.

 

Consejos para eliminar el mal aliento

Si sufres de mal aliento, desde Clínica Dental Pérez de Castro Martín queremos darte una serie de consejos para que la halitosis sea cosa del pasado:

  • Cuida tu higiene bucodental: además de realizar un correcto cepillado de dientes, no olvides usar la seda dental y limpiar bien tu lengua (¡muchos pacientes no le dan importancia y es fundamental para una correcta higiene!). Puedes completar tus hábitos de limpieza usando un enjuague bucal de forma regular para combatir el mal aliento.
  • Presta atención a lo que comes. Somos lo que comemos. Por eso, si padeces halitosis, deberías incluir algunos hábitos de alimentación para no favorecerla. Evita las comidas muy condimentadas, las dietas altas en proteínas y/o grasas y recuerda beber la suficiente cantidad de agua.
  • Controla tus malos hábitos. El tabaco y el alcohol no son buenos para tu organismo y tampoco para tu aliento. El consumo excesivo de café también puede provocar halitosis.

Visita con regularidad a tu dentista para someterte a una limpieza profesional. Además de acabar con la placa bacteriana y el sarro, la visita al dentista es fundamental para detectar o descartar patologías que se estén manifestando a través del mal aliento.